Seguros mutiriesgos para la vivienda

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

  El tiempo, esfuerzo y dinero que invertimos para adquirir una vivienda bien merece una mínima protección. Nuestro proyecto de vida y familia también...

 Para ello surge como instrumento imprescindible el Seguro del Hogar, destaca la multitud de riesgos que podemos cubrir con este tipo de pólizas:

-          Incendios

-          Daños Eléctricos

-          Fenómenos atmosféricos y otros daños materiales

-          Daños por Aguas y Responsabilidad Civil

-          Robo, hurto y expoliación. Vivienda principal  

-          Responsabilidad Civil Familiar

-          Responsabilidad Civil Patronal

-          Responsabilidad Medioambiental

-          Rotura de espejos y cristales

-          Rotura de encimeras

-          Rotura de placas vitrocerámicas

-          Rotura de sanitarios

-          Daños en bienes refrigerados

-          Bienes temporalmente desplazados

-          Asistencia Hogar

-          BricoHogar

-          Asistencia Informática On-line

-          Orientación Médica Telefónica

-          Reclamación y Defensa Jurídica en conflicto relacionados con el inmueble

-          Animales de compañía

-          Todo Riesgo Accidental

Enumeradas algunas de la principales coberturas que es posible contratar, ahora nos vamos a centrar en explicar en mayor profundidad que es el Seguro, cómo funciona y los conceptos que debemos tener claros.

Una póliza de seguros es un contrato entre dos partes: La entidad aseguradora y el tomador mediante el cual se establece el pago de una prima/recibo anual y a cambio el asegurado tendrá derecho a ser resarcido económicamente, mediante reparación u otro servicio en el supuesto que se produzca alguno de los supuestos amparados por las coberturas contratadas.

La póliza se formaliza a través de unas Condiciones Particulares y unas Condiciones Generales.

El primer documento se trata de un contrato en el que constan los datos de la Aseguradora, los datos del Tomador, los datos de la vivienda que se asegura, el capital que se asegura en concepto de continente, contenido y las garantías contratadas.

En las Condiciones Generales nos encontramos con el detalle y descripción de las coberturas así como con las exclusiones que pueden incluirse. Aunque esta cuestión en muchas ocasiones es obviada y apenas se destaca por el vendedor resulta muy importante leer los apartados básicos de este documento.

¿Qué es el Continente y el Contenido, cómo influye en el precio?

El Continente son los elementos fijos(armarios de cocina, baño..), conducciones o tuberías, alicatados y demás elementos que forman parte de la estructura y arquitectura de la vivienda. Podemos asemejarlo al coste de construcción.

El Contenido se trata del mobiliario con el que ocupamos las estancias, los electrodomésticos, cuadros, joyas, menaje del hogar, ropas de vestir y del hogar, documentos,  elementos añadidos a la estructura de la vivienda, etc...

Un vez que hemos clasificado los componentes que forman parte del inmueble en alguno de ambos términos, ahora hemos de cuantificar adecuadamente el capital que hemos de asegurar.

Para su cálculo las Entidades Aseguradoras le harán una propuesta en función del año de construcción, tipo de vivienda, ubicación, superficie…

No obstante, tenga en cuenta que "el vendedor quiere vender", por lo que su asesoramiento o los datos que utilice pueden ser manipulados con el fin de impulsar la operación. Por ello, la propuesta puede ser excesiva o por el contrario insuficiente y dicha circunstancia nos perjudicará en el momento que se materialice el siniestro ya que si el valor es insuficiente nos reducirán la indemnización del siniestro en función del porcentaje de infraseguro que calcule el perito y si es excesiva estaremos pagando de más en vano.

Por ejemplo:

Nuestra vivienda tiene un coste construcción de 80.000 € y hemos asegurado 40.000 € de Continente. En cuanto al Contenido, tenemos en el interior del piso bienes por valor 20.000 € y sin embargo hemos asegurado 10.000 euros.

Desafortunadamente se produce un incendio que arrasa la vivienda, pues bien, nos encontraremos que la Aseguradora nos indemnizará de la siguiente forma:

1. Daños al Continente de 80.000€...Capital asegurado 40.000€...Infraseguro del 50%.

2. Daños al Contenido de 20.000€…Capital asegurado de 10.000€…Infraseguro del 50%.

Propuesta de indemnización= (80.000 – 50%) + (20.000 – 50%) = 50.000 €.

En definitiva, usted ha sufrido daños por 100.000€ pero al tener mal asegurados los capitales tan solo le corresponde una indemnización de 50.000 €. 

Ante lo expuesto, debemos tener siempre muy presente estos capitales ya que cuando nos ofertan un Seguro debemos tener en cuenta además del precio, los capitales que nos están asegurando de Continente, Contenido y el detalle de las garantías.

Estoy en desacuerdo con mi Compañía de Seguros, ¿Qué puedo hacer?

Existe la creencia general por parte de los clientes que se encuentran desamparados ante un conflicto frente a la Aseguradora. Nada más lejos de la realidad, aunque parezca mentira, se trata de uno de los sectores con mayor supervisión y estándares de protección en los derechos de los clientes. Por tanto, esta  percepción de inseguridad se genera por cierta falta de información de los derechos que son propios del asegurado y la forma de ejercerlos, existen muchas opciones que le ayudarán a resolver su problema si tiene razón y la mayoría son gratuitos.

En primer lugar, si usted no está de acuerdo con el trato o la resolución que le plantea la Entidad debe dirigirse a su mediador y trasladarle su queja.

Si dicho mediador, no le ofrece una solución o se demora puede dirigirse al Departamento de Atención al Cliente o Calidad de la Aseguradora.

En el caso de que el Departamento de Calidad no le dé una solución satisfactoria puede dirigirse formalmente al Defensor del Asegurado al cuál se le presume cierta independencia y prestigio por lo que su Resolución debería ser objetiva.

Si agota las vías citadas y no esta de acuerdo con la respuesta que le ofrecen puede trasladar su queja a la Dirección General del Seguros que es el Organismo que se encarga de la supervisión de la actividad y solvencia de las Entidades de Seguros.

Dicho Supervisor incoará siempre el pertinente expediente, estudiará su queja, solicitará antecedentes y la versión a la Aseguradora y dictará una Resolución que sin ser obligatoria normalmente siempre acatan las Companías. Puede encontrar más información en la web www.dgsfp.mineco.es/reclamaciones

Si llegados a este punto no ha encontrado una solución para su problema puede acudir a los Tribunales de Justicia o bien saltarse la vía administrativa y acudir directamente al ámbito judicial.

A este respecto, cabe destacar que deberá presentar una demanda por incumplimiento del contrato de seguros ante el Juzgado en el que tenga oficina la Aseguradora.

Si bien existe cierta jurisprudencia en la que parece que los Juzgadores tienden a proteger al cliente, debe tener en cuenta el coste honorarios, las tasas judiciales y la posibilidad que le desestimen la demanda con imposición de costas.

Por dichos motivos le recomendamos que antes trate de solucionar el conflictos por los canales anteriormente descrito, salvo que disponga de un seguro de protección jurídica.

Debemos concluir que en este artículo hemos tratado de sintetizar y explicar las cuestiones más representativas que afectan al Seguro del Hogar y que creemos le conviene conocer.

No obstante, existen una relación mucho más extensa de términos, tecnicismos y posibles conflictos para los cuales le invitamos a plantear cualquier consulta o duda en nuestro foro.

OS Property Mortgage Calculator

Cuánto puedo pedir prestado? Haga una revisión rápida.
Total de ingresos mensuales (después de impuestos):
$

Capacidad de endeudamiento aproximado:
$

ajax oss2

Iniciar sesión de usuario

Certificado de seguridad online

Homepage-Sicherheit

Scroll to Top