Análisis del inquilino: solvencia y compromiso

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Antes de nada hemos de tener claro las características de nuestra vivienda, el riesgo que estamos dispuestos a asumir, la situación del mercado y el potencial de interesados con el fin de fijar un precio adecuado al arrendamiento...

 Realizada dicha tarea, comienza el proceso de comercialización.

Cuando dispongamos de un interesado dispuesto a arrendar nuestro inmueble nos hemos de plantear:

¿Me genera confianza, estaré tranquilo cediendo mi vivienda a esta persona?

Si supera esta primera valoración, hemos de analizar la solvencia a fin de evaluar su capacidad de pago de la renta y la estabilidad en sus ingresos para tratar que el pago del alquiler sea estable y continuado en el tiempo. Tenga en cuenta que no sólo es importante cobrar a la mayor brevedad el máximo dinero posible, sino que debe tener en cuenta otros factores como el interés en que la vivienda este el menor tiempo desocupado, que el pago del alquiler sea  estable y en las fechas convenidas.

"La avaricia rompe el saco".

¿Cómo analizar la solvencia del inquilino?

En el caso de ser asalariado por cuenta ajena, cabe solicitar:

1.      - Solicitar copia el contrato de trabajo y las tres últimas nóminas.

2.      - Copia del DNI o NIE.

3.      - Si nos surge alguna inquietud es prudente solicitar los tres últimos recibos de alquiler abonados en el anterior inmueble.

En En el caso de ser autónomo o empresario, cabe solicitar:

Criterios de evaluación financiera:

- Como norma general, el esfuerzo económico que realiza el núcleo familiar o titulares del arrendamiento  respecto a la suma de los ingresos estables no puede superar en ningún caso el 40%.

- La actividad laboral que desempeñen los interesados debe ser estable, por lo que estos deben disponer un contrato de trabajo indefinido. Si no es el caso, deberán aportarle garantías adicionales cómo un aval, avalistas con ingresos estables acreditados, propiedades, etc…

Otros criterios a tener en cuenta:

1.       - Hay que evitar aquellos individuos que hacen del fraude su forma de vida, por lo que resulta prudente conocer a la familia o grupo de personas al completo, que interactúen estos con normalidad y que el número de personas se corresponda con el espacio habitable del inmueble.

2.       - En el caso de inmigrantes o gente joven hemos de tener en cuenta que las probabilidades que accedan conocidos de estos al inmueble son más elevadas, por lo que resulta adecuado extremar el análisis de la solvencia o solicitar una mayor fianza.

3.       - Evitar el subarriendo, pisos patera, etc...

4.      Le recomendamos que el perfil socio-económico del inquilino sea acorde a su vivienda. Por ejemplo, si está alquilando un inmueble de obra nueva, reformado, de alto standing…quizás es adecuado evitar aquellos perfiles que puedan provocar un mayor desgaste del inmueble. Y a la inversa, si el inquilino tiene un perfil socio-económico muy elevado y usted cree que no encaja con el entorno de su vivienda quizás es mejor desistir aunque sea solvente ya que es probable que abandone la vivienda en cuanto tenga ocasión.

Con el fin de maximizar los rendimientos del alquiler hemos de procurar tener un inquilino cumplidor en los pagos, solvente y que prevea estar un tiempo prolongado ya que alquilar de nuevo la vivienda es un proceso tedioso que puede tardar varios meses.